¿Buscas algo para leer?

S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S  

viernes, 6 de diciembre de 2019

La princesa Espadachina - Hollie Hughes


¿Cansada de la típica historia de princesa-conoce-príncipe-se-casan-y-viven-felices-y-comenperdices? ¿Aburrida de princesitas con vestidos rosas? ¿Buscas una princesa dispuesta a entrar en acción? ¡Pues ésa es la princesa Espadachina!

Espadachina es la hija de los reyes de Ranalandia. Vive en un precioso castillo, tiene un montón de vestidos bonitos y… ha llegado el momento de buscar un apuesto príncipe rana para ella. Sin embargo, desde bien pequeña, Espadachina ha soñado con una vida muy distinta. Ella no quiere ser una delicada princesa, ¡quiere ser la reina de los piratas!

Deborah Allwright, ilustradora de En este cuento no hay ningún dragón, y Hollie Hughes nos traen una divertida historia sobre el inconformismo, que invita a los peques a perseguir sus sueños sin dejarse condicionar por las presiones sociales y los estereotipos.

📚 Autor: Hollie Hughes
📚 Editorial: Picarona
📚 ISBN: 9788491452270
📚 Formato: Pasta dura
📚 Páginas: 36
📚 Precio: $225.00 MXN
📚 De venta en: Amazon

Estimados lectores:

El día de hoy quiero compartirles un libro infantil de esos que me encantan, que son los que rompen con los estereotipos y desafían los roles de género que la sociedad ha establecido.

En esta ocasión lo tenemos en forma de cuento, con una protagonista fuerte y decidida, una tierna ranita princesa de nombre “Espadachina”. Espadachina quería ser pirata y navegar por los mares, pero sus padres no lo permitirían. ¡Le buscarían un príncipe!







Espadachina no quería un esposo, ¡quería ser libre! 

Así que decidió huir del reino y saltó al primer barco pirata que encontró. Ahí, la valiente ranita contagió a los piratas de su bondad y juntos decidieron dedicarse a ayudar a la gente, en vez de robar. Espadachina era feliz, pero echaba de menos a su familia. Sus padres estaban arrepentidos, y querían a su hija, hiciera lo que hiciera. Espadachina regresa a un hogar amoroso, y se convierte en una justa reina pirata.


¿Qué tenemos aquí? Una historia sobre una pequeña que no se conformó con los roles que sus padres establecieron para ella. Decidió ser fiel a sus metas y rompió con las expectativas de la sociedad, siempre con sus valores en la mano.



Creo que no podremos enseñarles algo más hermoso a nuestras pequeñas que eso. No tenemos que ser frágiles y delicadas, con la única ilusión de conseguir un marido. Debemos arriesgarnos a ser diferentes para llegar a donde queremos.


Este libro lo he leído varias veces con mi hija, y aunque para ella no es más que una bonita historia, estamos trabajando en traer diversidad a su mundo, a que no solo existen las princesas delicadas que esperan a que un príncipe apuesto las rescate, sino a aquellas que se valen por sí mismas, que consiguen lo que quieren.




Recuerden que lo que aprenden los pequeños en edades tempranas se convertirá en su “normalidad”. Lo “normal” para ellos debe ser que las niñas valen igual que los niños; que los niños pueden ser sensibles y las niñas temerarias; que no existen más límites que los valores de justicia, equidad y empatía. Este libro ciertamente contribuye a lograrlo.



Con las ilustraciones preciosas y coloridas y la historia que guarda un mensaje imprescindible, este libro es un excelente regalo para los pequeños de la casa, indispensable para tener una biblioteca familiar integral y con valores.

¡Me fascinó! No esperen más, y vayan al enlace de arriba para conseguir un ejemplar.


1 comentario:

También podría interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...