¿Buscas algo para leer?

S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S  

jueves, 4 de julio de 2019

Nos quisimos... matar - Jessica T. Raijman y Sergio Krashkur

Ellos parecían los protagonistas ideales de una comedia romántica: rebeldes a su manera, compartían su desdén por los convencionalismos y su enamoramiento no se hizo esperar. Las cosas escalaron, llegaron la boda y los hijos. ¡Como una historia de película! Pero en la vida real, las cosas no son tan sencillas. El matrimonio se vino abajo, una cifra más en la estadística de los divorcios. La trama, sin embargo, tuvo un desenlace inesperado: sus protagonistas lograron una historia de éxito… en el divorcio.

Alternando sus voces, Jessica y Sergio nos cuentan ambos lados de su historia en común: cómo se encontraron, se enamoraron, se quisieron matar, se divorciaron y se reencontraron en la separación. El resultado es una historia apasionante, divertida, dramática y aleccionadora sobre cómo funciona la vida en pareja y fuera de ella en la compleja era en que vivimos.

📚 Autor: Jessica T. Raijman y Sergio Krashkur
📚 Editorial: Océano
📚 ISBN: 9786075278933
📚 Formato: Pasta blanda, Digital
📚 Páginas: 224
📚 De venta en: Amazon

Estimados lectores:

El día de hoy les traigo una reseña de un libro que seguramente resultará polémico por la temática tan actual que aborda. Esta fue parte de una Lectura Conjunta organizada por la Editorial Océano y en la que participamos varios miembros del colectivo Lectores Rebeldes. El día 7 de julio tendremos un Hang Out (HO) que es una reunión virtual en el canal "Tiempo de Lectura"



¿Es el divorcio la solución a los problemas maritales? ¿Cuándo se debe luchar y cuándo es lo mejor separarse?

No, este no es un libro de autoayuda, aunque los hechos vertidos en sus páginas no son de ficción. En el, Jessica Raijman y Sergio Krashkur nos relatan todo respecto a su relación amorosa: cómo eran cuando no tenían ninguna relación, cómo inició el romance, cómo eran de novios, de casados y finalmente de divorciados.

Ambos autores desnudan lo profundo de su ser y llegaremos a conocer su esencia, excentricidades, virtudes y sobre todo, defectos, algo que tiene que haber tomado muchísimo valor.

Algo extraño sucede al leer su historia, y es que al saber que se trata de hechos reales, sin darnos cuenta empatizamos más con los personajes, pero también cambia nuestra manera de “juzgarlos” por sus acciones. Es inevitable, por nuestra condición humana, que en ciertos momentos tomemos partido, diciendo “¿Cómo pudo hacer esto?”, “¿Por qué no dice lo que siente y ya?”, “¿Por qué siguen juntos?”, pero esto hay que tomarlo con el objetivo que probablemente tuvieron los escritores al idear este libro. Es una historia de un amor fuerte, no se niega eso, pero también de incompatibilidad de caracteres, ese clásico término que hemos escuchado en las películas americanas como motivo de divorcio. 

Jessica y Sergio se amaban, quizás aún lo hagan, pero viendo en retrospectiva, y sin decirlo como un arrepentimiento ya que lograron dos hermosos niños, no debieron haberse casado, ya que lo hicieron por los motivos incorrectos y seguramente en el momento equivocado.

Jessica se sentía presionada por casarse y empezar a cumplir esa expectativa de vida que tenía trazada. Sergio adoraba, sobre todas las cosas, su independencia, y no estaba preparado para renunciar a parte de ella al casarse.

¿Pero qué digo? ¿Renunciar a la independencia? ¡Casarte no significa renunciar a ser independiente!

Probablemente a algunos les cruce por la cabeza que estoy loca. Muy aparte de esto, porque sí lo estoy un poco, tengo la experiencia de casi 10 años de matrimonio y 15 de relación estable. Muchos nos casamos con la moderna idea de que cada quien puede vivir su vida y compartirla sin que afecte a la pareja, y cada pareja es un mundo, y no dudo que exista a quienes esto le funcione, pero una vez que tienes hijos las cosas inevitablemente cambian.

¿Quién hace más? ¿Quién hace menos? Las madres tenemos la noción programada en la mente de que debemos ser “súper mamás”, ser perfectas y hacer todo perfecto para los pequeños, y eso a veces provoca que tomemos control de la mayoría de las cosas. En muchas ocasiones, los hombres también están ansiosos de ayudar, y si no luchamos contra ese instinto (creado o no por la sociedad) maternal, podemos dejar en segundo plano el papel de los padres. Y a veces, ilógicamente los resentimos por no ayudar más.

Por el otro lado, esa actitud controladora puede salirse de control, dejarnos agotadas y agotar a nuestras parejas. Creo que este constituyó gran parte del detonador para el fin de la relación, por ambas partes.

Es un libro muy fácil de leerse, dinámico, interesante y con muchos mexicanismos. Al ser escritos por dos autores, cada uno relatando su punto de vista, tenemos dos voces opuestas y en ocasiones antagónicas que resultan completamente cautivantes.

Hubieron partes en la que estuve con un gesto descompuesto, como el que hacíamos en la escuela cuando alguien se caía y se lastimaba terriblemente, o alguien era llamado a la oficina del director. En inglés la palabra cringe lo define perfectamente, aunque la definición en español no da al blanco.

El capítulo en el que Sergio, muy detalladamente nos explica los pormenores de su desprecio por Jessica en esos momentos me pareció bastante perturbador, así como otros en los que Jessica describe su franca necesidad por probar que tenía razón y humillar a Sergio. ¿Y saben qué resulta esto? Plenamente humano. Somos luz y oscuridad, y cuando estamos en un lugar que no nos hace feliz, la oscuridad gana.

Hubiera deseado que abundaran un poco más en la parte del divorcio, ya que era la parte central del libro. Me hubiera gustado ver un poco más de sus experiencias compartiendo la custodia, su relación cómo ex esposos, etc., aunque el punto definitivamente fue claro: eran más felices y más sensibles con el otro cuando por fin se separaron.

Esta es una historia que recordaré por mucho tiempo, y una que tendré muy en cuenta durante mi propio matrimonio. Casados y solteros, ambos deben leer este libro, que más que una historia novelesca, nos da un profundo conocimiento de la condición humana.

¡Hasta pronto!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...