¿Buscas algo para leer?

S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S  

martes, 8 de diciembre de 2020

Series: Virgin Rivers (Un lugar para soñar)

El día de hoy queda inaugurada una nueva sección del blog en la que les platicaré acerca de series o películas, iniciando con esta serie basada en los libros de Robyn Carr.

Los 21 libros que lleva publicados Carr están ambientados en la pequeña ciudad en medio del bosque de California llamada Virgin River, aunque cada una está enfocada en una pareja y su historia, a diferencia de la serie, en la que vamos con los eventos de forma cronológica, conociendo poco a poco a todos los personajes a la par.

La serie está enfocada, por lo que pude leer, en los primeros dos libros, principalmente en las historias de Mel y Jack principalmente, y de manera secundaria de Preacher y Paige.


***

🎥Clasificación: Un poco de violencia, temas relacionados a drogas, sexo y otros asuntos adultos son mencionados, pero nada demasiado explícito.

🎥Género: romance, drama

🎥La pueden ver en: Netflix

***

Primero, conozcamos a los personajes:


Mel (Alexandra Breckenridge) es una enfermera practicante (nurse practitioner), que es una enfermera con cierto grado de entrenamiento adicional que permite ser de ayuda en atención general. Mel se encuentra especializada en embarazo y parto.

Aunque al principio no sabemos nada de Mel más que estuvo casada —sí, en pasado—, pero poco a poco conoceremos los motivos que la han llevado a salir de Los Angeles y huir hacia esa pequeña ciudad en medio de la nada para funcionar como apoyo al doctor Vernon «Doc» Mullins, que se rehúsa a aceptar que necesita ayuda y trata terriblemente mal a Mel como resultado.



Jack (Martin Henderson) es un exmarine que lucha contra el Síndrome de Estrés Postraumático que aún lo persigue desde un ataque fallido en el que murió uno de sus compañeros. Es dueño del bar de la ciudad, que también funciona como restaurante y «sale» casualmente (guiño, guiño) con una chica de uno de los pueblos cercanos, Charmaine, que aprenderemos a odiar.

Al conocer a Mel, Jack queda inmediatamente atraído a ella, y busca su amistad, aunque tienen muchos obstáculos de por medio. 



Preacher (Colin Lawrence) es un exmarine que luchó al lado de Jack y ha permanecido a su lado ayudándolo a administrar el bar desde hace años. Un hombre recto y bondadoso, además de cocinero extraordinario. Siente un amor platónico hacia Paige, una madre soltera que provee de postres al bar.




Doc y Hope (Tim Matheson y Anette O'Toole) , alcaldesa de Virgin River, todavía se llevan relativamente bien, a pesar de su divorcio. Hope es la que contrata a Mel a pesar de las protestas de Doc, ya que siente que el doctor se encuentra rebasado por la cantidad de pacientes que atiende. Conforme avanza la serie conoceremos los motivos de su divorcio, así como otras complicaciones que se van presentando en su relación.


***


Realmente la serie es una de esas historias pausadas, de cocción a fuego lento y que podemos ver cuando necesitamos algo ligero, con un toque de romance y drama moderado. 


Actualmente cuenta con dos temporadas y todo parece indicar que sí habrá una tercera, ya que terminamos la segunda con un cliffhanger masivo y muchos asuntos pendientes de resolver, aunque definitivamente esto último no ha detenido a Netflix, que se fija en el rendimiento de las series desde los primeros días de su lanzamiento.





Gran parte del atractivo de esta serie son los paisajes tan hermosos que podemos ver, que de acuerdo al sitio Atlas of Wonder, fueron grabados en Columbia Británica, en Vancouver, Canada. Las montañas, cascadas, ríos y bosques resultan un perfecto escenario para ponernos en el ambiente adecuado para involucrarnos emocionales en la historia de los personajes. Así es, parte del chantaje emocional que Netflix utiliza para que veamos sus series son la calidad de la fotografía en las filmaciones, los tonos cálidos que evocan melancolía y familiaridad y marca perfectamente el tono de toda la historia de Mel.


La primera temporada se centra mucho en la parte emocional de Mel, en los motivos que la llevan a huir de Los Ángeles, y de la culpabilidad que carga y que la atormenta. Jack aparece como un amigo, un apoyo, aunque se intuye desde el principio que estos dos serán algo más.

En la segunda temporada, en cambio, veremos a una Mel más sobrepuesta y con mejor disposición, aunque se debate entre iniciar o no una relación con Jack, particularmente por el vínculo inevitable que tiene con Charmaine.


Por parte de la actuación no tengo ninguna queja, en especial por parte de Alexandra Breckenridge, que se lleva la parte más importante de la serie. Nos muestra cómo se puede ser una persona amable, preocupada, pero seguir sufriendo la pérdida en el interior. Definitivamente mi personaje favorito en la serie.



En cuanto al romance, debo decir que en un principio, Martin Henderson no me parecía buena pareja de Mel, pero debo decir que el personaje va creciendo conforme avanza la historia y en la segunda temporada observé una mejor química entre los dos, y por supuesto, tenemos muchos más encuentros entre ambos personajes, aunque no están exentos de una buena dosis de drama.


No esperemos muchos matices en los personajes, ya que esta es una serie de confort, por lo que los buenos son muy buenos, con defectos bastante comprensibles por la vida que han llevado, pero todo bastante perdonable; en cambio, los «malos» son malos, algo odiosos, con pocas cualidades redimibles, en particular en lo que respecta a Charmaine y a otros personajes que no nombraré para evitarles spoilers innecesarios. No le quito mérito por esta parte, ya que el género de los libros se presta mucho a ese tipo de situaciones.


En general, vale la pena darle una oportunidad a esta serie, en particular para los amantes de las historias románticas/dramáticas que buscan llenar de sentimientos cálidos su corazoncito, como yo, que amo la series que giran en torno de pequeñas ciudades de Estados Unidos, esperanzadoras y bonachonas.



¿Han visto esta serie? ¿Qué les pareció?

1 comentario:

  1. ¡Hola! No la he visto pero justamente el otro día vi otra crítica que la ponía bastante bien, así que estaba pensando en vérmela. Me gusta lo que nos cuentas de que es una serie de comfort, la verdad es que para un día en el que apetece estar tranquilo son el mejor tipo de historias, así que me la apunto.

    ¡Nos leemos!

    ResponderBorrar

También podría interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...