¿Buscas algo para leer?

S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S  

lunes, 27 de enero de 2020

Malditas palabras de amor - Mónica Maier


«Vivimos esperando a que reaccione primero el otro y así es como nos quedamos: con mil cosas por decir, por hacer, por sentir, por disfrutar»

Eva necesita distancia. De Marco. De ella. De los lugares comunes que le recuerdan lo que ya no son. Por todo ello, decide dejar su ciudad y refugiarse en un pequeño pueblo cerca de la Costa Brava donde busca la calma que le permita dar un nuevo rumbo a su vida. Un lugar sin sobresaltos, hasta que Eva tropieza con un huracán de ojos azules que arrasará con todo lo que creía saber y la empujará a enfrentarse a lo que más teme: ella misma.
Una historia intensa y emotiva que nos habla de las conversaciones, a viva voz o silenciosas; las decisiones, cobardes o valientes; las mentiras y verdades a medias, que condicionan nuestra vida y felicidad.

📚 Autor: Mónica Maier
📚 Editorial: Kiwi
📚 ISBN:  978-84-17361-67-9
📚 Formato: Pasta blanda, Digital
📚 Páginas: 214
📚 De venta en: Amazon

Estimados lectores:

El día de hoy les traigo un libro romántico que habla de segundas oportunidades, corazones rotos y nuevos inicios.


Eva es una chica guapa, joven e inteligente. Se encuentra en la calle con que su novio le hace cariñitos a otra, por lo que terminan, y Eva huye a un pequeño pueblo cerca de la playa para evitar los recuerdos que la ciudad le trae. Muy angustiada, Eva se topa con Bruno, un chico rubio y atractivo. Conforme lo va conociendo más, no puede evitar caer rendida a la tentación de sus brazos.



Funciona bien para distraerla, pero Eva no está segura de lo que quiere. Ha pasado muy poco tiempo desde que terminó su relación, y tampoco sabe qué busca Bruno. Jugar a lo seguro puede que proteja su corazón, o termine por romperlo aún más.

Este libro es bastante corto, se lee muy rápido y definitivamente mantiene el interés del lector, por lo que no quedará abandonado en un rincón. Es una historia bastante sencilla, no hay subtramas (aunque siento que había tela de donde cortar), por lo que de entrada podemos prever qué sucederá.

Usualmente, lo previsible de una historia no es algo que me moleste. Digo, estamos hablando de un libro romántico, por lo que sabemos el fin y el motivo, pero lo que diferencia un libro de otro es definitivamente los detalles. Dios está en los detalles, siempre lo hemos escuchado y seguramente repetido, pero cuando la estructura de un libro es bastante “normal”, lo que nos hará querer repetirlo es lo que hay en medio.

Es el primer libro que leo de Monica Maier, aunque había escuchado buenas cosas, por lo que estaba emocionada de adentrarme a esta historia, pero creo que mis altas expectativas me decepcionaron una vez más.

¡Pero no me entiendan mal! Lo disfruté, me gustó el final, amé la portada… el problema que tuve es que sentí que le faltó algo de naturalidad al desarrollo de las situaciones, me faltó conectar con el romance, me faltó tensión entre Bruno y Eva. Tampoco pude empatizar con Eva, a pesar de estar en primera persona desde su perspectiva.

No critico las decisiones de nuestra protagonista, ya que me encantan los personajes con defectos, miedos, problemas emocionales, cosas que sí pudo abordar la autora con bastante pericia. Lo que me faltó fue… conexión.

Pero, por supuesto, que no todo es malo. La historia es perfecta para un fin de semana en casa, para acurrucarse en el sillón con una taza de café, para distraernos de nuestra vida cotidiana y desconectar. La verdad es que, a pesar de todo lo que les comenté arriba, me la pasé bien con este libro. Todas las noches leía un poco o un mucho, dependiendo de lo cansado de mi día, y la verdad es que me ayudaba a conciliar el sueño pensando en que después de la tormenta siempre llega la calma.



Bruno, como uno de los personajes principales e interés romántico, me pareció bastante acertado. Me atrevo a decir que empaticé más con él que con Eva, y eso casi nunca me sucede. Siempre fue muy franco con nuestra indecisa protagonista, muy directo a lo que quería, pero respetando en todo momento sus deseos, dándole tiempo a su corazón para sanar.


Otro punto que me pareció bastante bueno es que la relación no va del 0 al 1000, se fue cociendo poco a poco, sino en la línea temporal del libro, en la mente del lector, por lo que no se asemeja nada a esos insta-love que circulan por todas partes. Eva tiene sus dudas, miedos y reservas, a pesar de que siente algo por Bruno, no sabe exactamente qué o si se encuentra lista para echarse un clavado a otro romance, lo que me pareció muy realista y coherente.

¿Qué lo hubiera llevado al otro extremo de las emociones? Profundizar un poquito más en la historia, meter alguna trama paralela como con Olivia la amiga de ambos, algún conflicto además de la separación de Eva y el romance de Bruno. La historia, aunque sin sorpresas, tiene muchísimo potencial y fácilmente se hubiera podido convertir en un favorito mío. Olivia fue un personaje que me encantó, a pesar de sus breves intervenciones. Por lo mismo, espero leer más de esta autora, que la tenía bien recomendada.


Definitivamente, una historia que vale la pena intentar, y es ideal para momentos en que no queremos complicarnos con tramas complicadas y dramáticas emocionalmente, sino queremos disfrutar un libro rápido de leer.

¡Hasta pronto!

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Este año me he propuesto leer más libros de romance, así que me apunto este como el primero que quiero leer, se ve muy bonito.
    Gracias por la reseña, me ha encantado<3
    ¡Nos leemos! Un besazo♥

    ResponderEliminar

También podría interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...