¿Buscas algo para leer?

S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S  

jueves, 30 de mayo de 2019

La velocidad de la noche - Chris Howard (2019)


Tetra: una peligrosa droga que proporciona a los usuarios velocidad y fuerza sobrehumanas durante nueve minutos. Pero mucho cuidado, porque entraña también grandes peligros. A partir de los dieciocho años, el cuerpo humano no resiste sus efectos. 
Alana: una joven heroína, potente, compleja, rebelde. Alana no necesita que nadie la rescate. De hecho, forma parte de la unidad encargada de perseguir a los jóvenes delincuentes que utilizan Tetra para el crimen. Criminales como los que provocaron la muerte de su hermano. 
Una cuenta atrás: Alana pronto cumplirá dieciocho años. Si para entonces no ha conseguido encontrar a la persona que dejó a su hermano en silla de ruedas, tendrá que renunciar a vengarlo… y también a la droga.

Un juramento: Alana está dispuesta a todo con tal de cumplir su promesa. A todo. Incluso a infiltrarse en la misma organización que tanto detesta y hacerse pasar por una de ellos. Tal vez a descubrir que no son lo que parecen. Ni tampoco ella.
📚 Autor: Chris Howard
📚 Editorial: Puck (Urano)
📚 ISBN: 978-84-96886-80-3
📚 Formato: Pasta blanda, Digital
📚 Páginas: 384
📚 De venta en: Amazon
Estimados Lectores:

El día de hoy les traigo este libro juvenil de acción, editado por Puck (Urano), que me llamó la atención desde que lo vi en las novedades de Urano, ya que la temática de una droga que te volvía súper poderoso me recordó inevitablemente a una película que luego les comentaré.

La trama de este libro gira alrededor de una droga llamada Tetra, que proporciona unos gloriosos 9 minutos de fuerza y velocidad a los que la toman, que curiosamente solo pueden ser unos selectos menores a 18 años. La droga, que surgió como parte de un experimento de un laboratorio para curar algunas enfermedades degenerativas, ha creado diversos problemas debido a que se venden algunas en el mercado negro y eso ha traído una horda de adolescentes ambiciosos, que se dedican a robar bancos para hacerse ricos en lo que llegan a su adultez, sin importar a quién lastiman en el camino.

¿Quién es nuestra protagonista? Una chica llamada Alana que se une a los runners de la Unidad de Respuesta Tetra con una cosa en mente: venganza. Su hermano fue una víctima de un bólido (como le llaman a los chicos que utilizan esta droga ilegalmente), pero realmente no muere como lo indica la sinopsis oficial, sino que queda en silla de ruedas, cambiando para siempre la vida normal que llevaba.

Debo admitir que este libro me resultó bastante pesado en la primera parte, ya que comienza cuando Alana está justo antes de empezar una misión de persecución de uno de los bólidos que ha robado un banco, entonces comienzan a suceder las cosas sin tener realmente una idea de lo que está sucediendo. Posterior a esta misión, poco a poco el autor nos va poniendo al día en cuanto al mundo en el que transcurre la historia. Este estilo narrativo ya lo había encontrado en otras historias, pero quizás debido a la complejidad de los elementos "nuevos" que debemos conocer para comprender qué esta sucediendo, tras leer la explicación tuve que regresarme al primer capítulo y ya diciendo "AHH pues es esto lo que sucedía".

De ese comienzo un poco atropellado y rápido (irónicamente como el efecto del Tetra), sigue una trama que se desarrolla con mucha velocidad, y eso es porque lo que al escritor claramente se le da muy bien son las escenas de acción. Sabe pintarnos una imagen bastante clara de lo que está sucediendo, y estas son las partes en las que avancé más rápido, pues me mantuvieron bastante enganchada. Todas las escenas mientras están en los nueve minutos de gloria que ofrece el Tetra me parecieron buenas.

En cuanto a los personajes siento decir que no pude identificarme con ninguno y menos con la protagonista. Hacia la mitad del libro, cuando Alana se encuentra dentro del mundo de los bólidos, lo único que puede pensar es en el efecto de la droga, y bajo sus efectos comete todo tipo de imprudencias que la llevan muy cerca de la línea de los bólidos como el que lastimó a su hermano. A pesar de mostrar un personaje real, no pudo terminar de agradarme.

Sin embargo, esa ambivalencia de lo que Alana siente con la droga y lo mucho que quiere destruirla terminan haciendo una interesante comparación con lo que debe sentirse estar bajo el yugo de alguna de las drogas actuales. Si bien mucha parte de la historia se centra en las maravillosas sensaciones que ofrece el Tetra, también se mencionan las consecuencias físicas y morales de consumirla, aunque nos detuvimos en la parte "buena" de la droga demasiado tiempo para mi gusto. Alana entra al mundo del Tetra con un buen propósito, pero inevitablemente termina volviéndose adicta a ella, lo que resulta en cierta medida una buena lección en cuanto al peligro de involucrarse con metanfetaminas, ácido o cualquiera de esas drogas que dan un subidón.

Se supone que debe haber por ahí metido un triángulo amoroso entre Tucker, el entrenador runner de Alana y Ethan, el chico bólido con el que se involucra, pero realmente el romance es mínimo, lo que tampoco le roba gran cosa a la historia, aunque sí hubiera ayudado a hacerlo un poco más ligero.

La extensión creo que quedó corta para todo lo que quería contar el escritor, por lo que vemos una distribución un poco irregular entre las escenas, habiendo algunas que aportaron realmente poco a la historia, mientras otras que merecían desarrollarse más.

Curiosamente, algo que me pareció que quedaría perfecto para desarrollar el tema de este libro es una película o una serie, quizás por el tipo de historia creo que lo disfrutaría más (¿alguien ha visto "Sin límites", la película de Bradley Cooper?).

Lo que sí:

  • La trama es diferente a todos los libros que hemos visto últimamente.
  • El escritor en definitiva sabe como plasmar una escena de acción.
  • El ritmo del libro sí es dinámico.
  • Seguramente a un público más joven le podría atraer más.
  • La narración (fuera del principio) me pareció ágil.
Lo que no:
  • El tiempo utilizado para describir las maravillosas sensaciones del Tetra me hace dudar que sea buena influencia para los jovenes a quienes está dirigido el libro (sí, lo sé, parezco una viejita hablando, pero así me pareció).
  • No me enganchó suficiente el libro fuera dela lectura, es decir, realmente me daba igual leerlo o no.
  • Alana. Lo siento, no conseguí empatizar con ella. Con su situación, sí, pero con ella, no.
  • El romance de Ethan con Alana, quiero pensar que es producto de las drogas bajo las que estaban estos dos personajes, pero me pareció excesivamente rápido (y meh).
  • El final. Sin spoilers: what?



En resumen, es un libro de acción que quizás un público más joven pueda disfrutar más que yo, me costó algo de trabajo identificarme con los personajes, aunque la temática es bastante interesante. No fue mi mejor lectura, pero no descarto que alguien más pueda disfrutarlo.

¡Hasta pronto!

1 comentario:

  1. La verdad es que no me llama la atención, tal vez como dices si lo tuviera unos años menos me llamara la atención, pero mejor lo dejo pasar. ¡Saludos!

    ResponderEliminar

También podría interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...