¿Buscas algo para leer?

S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S  

martes, 22 de enero de 2019

Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón - Rocío Carmona (2018)


Mia acaba de romper con Álex y se enfrenta al verano barcelonés con el corazón roto. Una situación a la que se suma la pérdida de su empleo, lo que la sumerge en una gran tristeza. Poco a poco, Mia emprende un viaje que le permite descubrir un mundo nuevo ante ella. Durante la travesía, se adentra en su propia soledad para vivir la apasionante aventura de descubrirse, atravesar el dolor y mirarse con valentía. Mientras recorre distintos estados emocionales, vive momentos mágicos con personas entrañables y divertidas, personajes muy reales con algo en común: un corazón roto que sin embargo, mantiene el deseo de soñar en lo que puede suceder después.








📚 Autor: Rocío Carmona
📚 Editorial: Duomo Nefelibata
📚 ISBN: 9788416634989
📚 Formato: Pasta blanda, Digital
📚 Páginas: 368
📚 De venta en: Amazon,  Gandhi



resiliencia

Del ingl. resilience, y este der. del lat. resiliens, -entis, part. pres. act. de resilīre 'saltar hacia atrás, rebotar', 'replegarse'.
1. f. Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.


Estimados lectores:

El día de hoy les traigo un libro que es el primero de mi reciente colaboración con la Editorial Océano, que distribuye este libro en mi país. "Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón" es una historia triste, desgarradora a veces, pero infinitamente esperanzadora. La definición que les comparto arriba es crucial para esta historia, así que recuerden muy bien su significado.


Primero, les cuento un poco de la trama:

Mia es una chica normal, o al menos así se considera ella. Al principio del libro, la conocemos como muerta en vida, rememorando inevitablemente su vida pasada, esa que tenía con Álex, el que fue su mejor amigo por muchos años y su gran amor por un par de ellos.

Alex, un actor principiante que va encontrando su camino al éxito, ha mantenido en secreto su relación con Mia. A nadie le extraña verlos siempre juntos, porque siempre fue así desde que tenían 14 años. Pero en realidad, han vivido como una pareja hecha y derecha, claro, sin que nadie se enterase.

Al descubrir que tenía una relación con una compañera de elenco, Mia se encuentra con el corazón roto. Alex decide irse con su nueva pareja y corta comunicación definitivamente con Mia.  Esto, por supuesto, deja a Mia no solamente deshecha, sino lo que le sigue. Lo que veremos como una constante en el libro es como Mia logra sacudirse y empezar de nuevo. Y caer. Y empezar de nuevo. Y dudar, y aventarse a lo desconocido en varias ocasiones. 

Por consejo de su terapeuta, Mia comienza a escribir en su correo electrónico, una serie de borradores de "cartas" dirigidas a Alex, donde vaciará su alma, sus sentimientos y desnudará su dolor, ira y meditaciones en su jornada a la recuperación. En este viaje, conoce a un chico con el corazón igual de herido, que inmediatamente se vuelve su aliado, y la guiará en una serie de "aventuras", todas diseñadas para seguir adelante. 

El libro se estructura en 36 capítulos, divididos en cinco secciones que definen exactamente las fases de duelo que pasará Mia: Lo que sucedió cuando no quería ver, Lo que sucedió cuando te odié, Lo que sucedió cuando quise volver atrás, Lo que sucedió cuando caí, Lo que sucedió justo después. Si bien no son las tradicionales etapas del duelo, estas nos servirán de guía para definir la evolución del proceso de sanación.

La pluma de Rocío Carmona es bastante hábil para transmitir sentimientos de una manera relajada a través de la voz de Mia, nuestra protagonista. Es un libro que engancha desde los primeros capítulos, si bien es en la segunda parte del libro en la que conectaremos más con la protagonista, donde podremos identificar partes de nuestras propias vivencias que nos harán tener empatía por el dolor que se pasa con un corazón roto, sean o no sean experiencias románticas las nuestras.

Pareciera masoquista al decirlo, por lo doloroso que se torna el relato en algunas escenas, pero realmente disfruté mucho este libro y sus enseñanzas. Me identifiqué mucho con Mía, aunque no por el corazón roto, sino por las situación de desesperanza que todos hemos vivido alguna vez, si bien a nuestros propios niveles de sufrimiento.

Ante todo, este libro nos habla de la resiliencia. De levantarse después de una devastante caída. De recoger los pedazos de nuestro corazón, de nuestra alma y volverlos a unir de tal manera, que aunque  ni nuestro corazón, ni nuestra esencia resulten igual que antes, aprendamos a apreciar la belleza en ellos, en nosotros mismos.

En un principio, me pareció curioso no encontrar una descripción precisa de Mia, solamente un leve atisbo de imagen dibujada por comentarios triviales que realmente no concuerda con la imagen de la portada. Sin embargo, después de continuar la lectura, creo que fue más que acertado, ya que esa imagen mental que nos hacemos de nuestra protagonista viene únicamente de su voz, de su opinión de sí misma, y posteriormente de la de los demás personajes. 

Y es precisamente este detalle el que pone de manifiesto la pobre opinión que las mujeres solemos tener de nosotras mismas, como es el caso de Mia, pensando que nunca será suficientemente bonita, inteligente, o llanamente "suficiente". En este caso, después de una ruptura en las condiciones en las que sucedió, es únicamente natural que se agudicen estos pensamientos, y me parece que una bellísima parte de este libro es el crecimiento personal que sufre Mia ─por que lo sufre terriblemente─, siempre acostumbrada a dejar de brillar, a ser invisible para poder recibir las migajas de amor que Alex le provee.

«Creo que todos llevamos dentro un fuego brillante y cálido, distinto al de los demás. Y de ahora en adelante me prometo a mí misma que nunca me apagaré para contentar a nadie. »
En cierto momento de la historia, y después de un revelador encuentro, Mia toca fondo. Más que fondo, Mia se hunde al subsuelo, completamente devastada. Este es el punto angular de la historia, el punto donde no hay lugar a donde ir, más que adelante (o arriba). El problema con la mayoría de los seres humanos, es que nos acostumbramos a cualquier cosa, incluso a volvernos despojos de nosotros mismos.

Es terriblemente difícil tomar las fuerzas para salir del hueco que cavamos, o puede incluso que alguien más lo cave por nosotros, pero nosotros nos metemos por que queremos, y de la misma forma está solo en una persona el poder salir de él, y esa persona somos nosotros mismos.

En resumen, este libro es una bella historia de amor, de desamor, de la condición humana y de resiliencia. De nuestra capacidad de adaptación ante una situación adversa, desgarradora o devastadora.

Un libro imperdible para cualquier ser humano que ha pasado por momentos difíciles, en el ámbito sentimental, o en el que sea. Aunque la historia es centrada en un corazón roto, todos y cada uno de nosotros podemos ser Mia.

¡Hasta pronto!
En el libro tocan un tema que me pareció de los más interesante, por el significado y por las implicaciones en una filosofía de vida con la que todos podemos sacar provecho.

Se trata del Kintsugi, la técnica de reparar fracturas de la cerámica con barniz mezclado con polvo de oro o plata, con el propósito de resaltar estos remiendos y embellecer la pieza al mismo tiempo. Forma parte de una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones constituyen la historia de un objeto, y que deben mostrarse en lugar de ocultarse, incorporarse y además hacerlo para embellecer el objeto, poniendo de manifiesto su transformación e historia.




La palabra Kintsugi proviene de los parientes japoneses (oro) y Tsugi (unirse), y por lo tanto significa literalmente: unirse al oro. El arte de Kintsugi se llama el Kintsukuroi, que significa "remendar al oro".
Este es un proceso de reparación largo y extremadamente preciso, con muchos pasos, durante varias semanas o incluso meses. Incluso se dice que a veces se tarda un año para lograr el mejor Kintsugi.

La leyenda de la creación del 1er Kintsugi


Existe una leyenda del origen de esta técnica, en la que el shogun (gobernante japonés) Ashikaga Yoshimasa usaba siempre la misma taza para la ceremonia del té, hasta que un día se le rompió. Lo envió a China para su reparación, pero no quedó contento con los resultados.


La taza quedó desfigurada y tosca, poco funcional, por lo que dio la orden a sus mejores artesanos para encontrar una solución más estética y funcional, y es así como se cuenta que se creó el Kintsugi.

En el libro de Rocío Carmona, es uno de los capítulos que tuvo un significado más emotivo para mí. El Kintsugi está muy relacionado a la resilencia, por su valor filosófico en cuanto a los daños que podemos pasar las personas, y como una herida, visible o no, puede volvernos más fuertes y hermosos con un poco de trabajo.

Al final, somos lo que vivimos, y las malas experiencias y decepciones forman parte de quien somos. Y si somos suficientemente fuertes, saldremos más bellos del otro lado.


6 comentarios:

  1. Hola gracias por la recomendación la historia suena bien pero como no es lo que suelo leer realmente no llama mucho mi atención. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Este libro desde que lo vi en la editorial me llamó bastante la atención, a ver si me hago con él.
    Gracias por la reseña.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  3. Bonita reseña. El libro me recuerda un poco a mi novela Sin ti lo seré todo, aunque yo utilizo un tono más desenfadado para tratar las rupturas amorosas.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ^^
    Se nota que lo has disfrutado. Parece un buen libro, pero en estos momentos ya tengo entre manos varias historias tristes, y después quiero tomarme un descanso de tanto drama. De momento me lo apunto, pero no sé cuando lo leeré.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, La lectora errática!,
    Me alegro de que hayas disfrutado tanto de la lectura de esta novela ^^, y de que haya significado tanto para ti.
    Como bien dices, trata mucho de la resiliencia. Y es que Mia emprende un largo viaje y tiene que superar muchas cosas a lo largo del mismo.
    Yo también tuve la oportunidad de leerlo ^^.
    Un besito de tinta y hasta pronto.
    Nos leemos :D

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!!
    Creo que gracias a tu reseña, he encontrado el libro que necesito en estos momentos en mi vida. Hace no mucho mi novio ha roto conmigo y creo que estoy pasando por los mismos pasos que la protagonista de esta historia.
    Gracias por la reseña!!
    Un beso!!
    PD: Me ha encantado la historia del Kintsugi, me ha parecido algo precioso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...