¿Buscas algo para leer?

S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S  

lunes, 12 de noviembre de 2018

📚Día Nacional del Libro en México y Sor Juana Inés de la Cruz 📚


Pues sí, resulta que en México, a pesar de las pobres estadísticas de lectura que tenemos en 2018, tenemos desde 1979 un día especial para dedicar a los libros.

Este día fue instituido por decreto presidencial en 1979, en el marco del nacimiento de la poeta mexicana Sor Juana Inés de la Cruz, defensora al derecho de leer, figura entregada a los libros y el fervor por el saber (y protagonista de los billetes de 200 pesos mexicanos, pero no es importante, sigan su camino).

Dado que en los blogs literarios TODOS LOS DÍAS SON DÍAS DEL LIBRO, no voy a hablar de libros en general, sino que aprenderemos un poco acerca de la ilustre figura que nació un día como hoy, pero de 1648 a 1651 (saquen cuentas, fue hace 367 a 370 años). 

Así es, hoy nos culturizaremos un poquito en el blog😉. ¡Comencemos!




De José Luis Filpo Cabana - Trabajo propio,
CC BY 3.0, Enlace  
Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana

 (o Sor Juana para los amigos) nació en San Miguel Neplanta, Estado de México aprendió a leer y escribir a muy temprana edad, al tomar lecciones con su hermana a los tiernos tres años.


Pronto inició su gusto por la lectura, gracias a que descubrió la biblioteca de su abuelo y se aficionó a los libros. ​ Aprendió todo cuanto era conocido en su época, es decir, leyó a los clásicos griegos y romanos, y la teología del momento. 

Quiso entrar a la Universidad pero como las mujeres no tenían derecho a estudiar quiso disfrazarse de hombre para poder tener un mejor futuro, pero su madre no accedió

 Dos años estuvo en la corte como dama de compañía de la virreina Leonor María Carreto, a la que dedicó unos sonetos. El virrey, asombrado por su inteligencia, reunió a cuarenta letrados de todas facultades para someterla a un examen, el cual dominó, dejando admirados a los sabios.

 A finales de 1666 llamó la atención del padre Núñez de Miranda, confesor de los virreyes, quien, al saber que la jovencita no deseaba casarse, le propuso entrar en una orden religiosa y es por su anhelo de conocimiento es que ingresa a la vida monástica, pues de otra manera no tuviera acceso. Ahí se dedicó a realizar contaduría y archivo, pero mayormente al estudio y las letras. Enclaustrada en el convento de Santa Paula, Sor Juana se dedicó a escribir obras por encargo, ganando premios y reconocimientos.

Tras descubrirse una carta en donde realizaba críticas a un sermon de un jesuita portugués llamado Antonio de Vieyra, fue obligada a deshacerse de su amplia biblioteca, instrumentos musicales y a dedicarse exclusivamente a asuntos religiosos.

Finalmente, murió víctima de la epidemia de tifoidea que azotó al convento, a los 47 años aproximadamente.

La inspiración de su obra, el hambre de conocimiento y el feminismo que denota su propia vida nos deja una valiosa lección.

¡Eso es todo! ¿Lo ven? Corto y sin dolor, y si pudieron aguantar toda la lectura, aprendimos (o recordamos, según el caso) algo nuevo el día de hoy. Pero aún no acabamos, esperen un segundo.

Como algo adicional, les dejo el poema más famoso de Sor Juana Inés de la Cruz, y el más conocido por su temática feminista, ¡disfrútenlo!


Hombres necios 


Hombres necios que acusáis 
a la mujer sin razón, 
sin ver que sois la ocasión 
de lo mismo que culpáis:

si con ansia sin igual 
solicitáis su desdén, 
¿por qué queréis que obren bien 
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia 
y luego, con gravedad, 
decís que fue liviandad 
lo que hizo la diligencia.

Dan vuestras amantes penas 
a sus libertades alas, 
y después de hacerlas malas 
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido 
en una pasión errada: 
la que cae de rogada, 
o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar, 
aunque cualquiera mal haga: 
la que peca por la paga, 
o el que paga por pecar?

Pues, ¿para qué os espantáis 
de la culpa que tenéis? 
Queredlas cual las hacéis 
o hacedlas cual las buscáis.



¡Hasta pronto!


Fuentes: México desconocido, Wikipedia
             

8 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Shame on me por no saber sobre este día en especial. Hace rato que estudie un poco sobre Sor Juana y en su momento no le di tanto interés (más por que estaba atiborrada de tarea que por otra cosa), y hace poco que comencé a leer a poetas femeninas me tope con este poema y otros de ella que me gustaron mucho. Me alegra ver que se la presentes a aquellos que no la conocían.
    Saludos infinitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo, lo que estudié acerca de esta poetisa pasó a esconderse en algún lugar recóndito de mi memoria, por eso me puse a investigar al respecto y quise compartirlo.

      ¡Gracias por tu visita!

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    Ay, qué bonito todo lo de la entrada. Es importante conocer todos estos datos y poder transmitir su sabiduría a los demás:)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola me ha gustado la entrada no tenia ni idea de este día y gracias por compartirlo con nosotros. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Me ha resultado una entrada muy interesante. Gracias por compartir.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...