¿Buscas algo para leer?

S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S   S  

lunes, 10 de febrero de 2020

Las zapatillas de Jude - L. J. Shen



«Nunca, nunca te acuestes con tu jefe.»


Célian Laurent es el hombre más deseado de Manhattan, heredero de una rica familia y mi nuevo jefe.

Yo podría haberle causado una buena impresión, de no ser porque hace un mes nos acostamos juntos y le robé la cartera.

Pero mi vida no es perfecta como la suya y necesito este trabajo, así que haré todo lo posible por evitar a Célian… y la tentación.



📚 Autor: L. J. Shen
📚 Editorial: Chic (Principal de Libros)
📚 ISBN: 9788417972011
📚 Formato: Pasta blanda, Digital
📚 Páginas: 352
📚 De venta en: Amazon

Estimados lectores:

En profundo contraste con el libro que leí y reseñé antes que este, “Las zapatillas de Jude” es el “Rápido y furioso” de los libros románticos. Si el otro era un libro apacible y agradable como una taza de café con leche que se saborea poco a poco, este sería un expresso doble que se devora en pocos tragos.

¿De que va? Jude es una chica diferente a las demás. Aunque es hermosa, rubia e inteligente, no se preocupa por cosas banales como la moda o los lujos. Expresa sus emociones con los colores de los Converse que utiliza diariamente combinados con vestidos, pantalones o lo que fuera que tuviera encima. Graduada de la prestigiosa Universidad de Columbia, se encuentra hasta el tope de deudas por la enfermedad que padece su papá, no encuentra un trabajo decente y para colmo acaba de encontrar a su novio con otra en la cama.

Cuando por fin logra encontrar un trabajo estable en su carrera de periodismo, resulta que su nuevo jefe, Célian, es el tipo con el que se acostó aquella noche y al que le robó la cartera, inundada por la necesidad en que se encontraba. Bueno, podrán imaginar lo que sigue. Una pelea de voluntades, una chica que no teme contestarle al jefe, y el inconquistable seductor que se obsesiona con ella.

Si son, como yo, fanáticos de la novela romántica, esta trama seguramente se les hará familiar. De hecho, tuve que revisar mi lista de Goodreads y Amazon para ver si de casualidad no había leído este libro antes, pero no. Es solo que el 99% de los romances de oficina en el que uno de los protagonistas es el jefe empieza así, especialmente de autoras estadounidenses.

Haciendo una exhaustiva investigación de campo (sí, me fui a google un rato), pude encontrar la portada original del libro, que es nombrado en inglés Dirty Headlines (Titulares sucios), haciendo referencia a las noticias, ya saben, eso que está en medio de todo el contenido sexual del libro. La portada original no me agradó para nada. En serio, no entiendo esa tendencia a poner tipos semidesnudos en las portadas de los libros románticos. Cuando menos yo, no me atrevería a leer el libro en público si tuviera esa portada, por lo que prefiero mil veces más la sencilla portada y título de la edición en español. (Aclaración: el original es más apegado al contenido del libro, pero ¿realmente alguien quiere que el mundo se entere de que está leyendo un libro erótico?).



Pero divago. De todas formas, no me malentiendan. No soy para nada enemiga de los clichés, lo he aceptado en múltiples ocasiones y siempre con novelas románticas. Para mí, todo está en la ejecución, en los detalles, en el estira y afloje del romance, en la conexión emocional creada con el lector, la química entre los protagonistas, en el perfil de los personajes. Pues este libro lo tiene bien dominado, y es que aparentemente L.J. Shen es bastante popular entre las romanticonas estadounidenses.

En términos generales, el libro entretiene, engancha inmediatamente y retiene el interés durante toda la historia. Creo que hubo un exceso de escenas sexuales, algunas demasiado explícitas para mi gusto, pero en sí la historia “principal” me pareció buena.

Converse wearing girl
Jude es una joven de veintipocos, recién salida de la universidad que se ha visto forzada a madurar desde la muerte de su madre cuando tenía 12 años. Para colmo, su papá también es diagnosticado con cáncer avanzado, y debido a la falta de dinero, deja el tratamiento. Todo esto lo carga en los hombros Jude, que cae en su punto más bajo tras otro fuerte golpe que es el engaño de Milton, su novio. Así que le disculpo el (los) acostón(es) y el robo de la billetera, porque nadie puede juzgar a nadie estando en ese punto de desesperación. Realmente es un personaje agradable, puedes empatizar con ella y quieres que le salgan bien las cosas. Mi única objeción para esta chica es que es un típico personaje femenino “único y diferente”. Esto no es tan malo como pudiera parecer por las comillas que le agregué, pero creo que llevaron un poco al extremo lo de las zapatillas (tenis, como los conocemos los mexicanos) Converse. Me encanta la moda de tenis con vestido, pero en serio, ¿quien lleva a un evento formal tenis? ¿No utiliza zapatos de tacón para nada? ¿Va a la playa con sus Converse? Me pareció exagerado.


Lo siento, así me imaginé a Célian
en mi cabeza
Célian es un cabrón atractivo (perdonen la mala palabra, pero no existe traducción al español decente que lo defina mejor). Es rico, inteligente, guapísimo, y lo sabe aprovechar. No necesita ser amable con nadie, así que no lo es. No necesita hablarle dulce al oído a una mujer para acostarse con ella, así que no lo hace. ¿Qué demonios hace con Jude, el epítome de la chica buena? Pues que resulta que Célian es justo, generoso y sí tiene sentimientos, muy muy enterrados bajo toneladas de arrogancia. Le gusta Jude físicamente, y supongo que ve algo diferente en ella, probablemente sensibilizado al conocer su situación familiar.






¿Como pareja? Me agradó que existe un grado mucho más moderado de toxicidad que hay en otros libros en los que el protagonista es rico y poderoso. Hay celos de ambas partes, aparentemente no pueden faltar en estas historias, a manera territorial, primitiva y que SOLO EN TEORÍA resultan atractivos. Lo dejo pasar, porque este es un libro para adultos, por lo que entiendo que cada quien tiene sus gustos y sabe reconocer perfectamente los celos ¿”normales”? de una relación posesiva.  Peero, en esta historia, Célian no intenta comprar o controlar a Jude. Le ayuda económicamente, pero le pide a su padre que lo oculte y solo se entera por una casualidad. Cuando Jude, en cierto punto, le pide espacio, él se lo da y respeta sus deseos. Creo que bailó bastante cerca de la línea entre tóxico y normal, pero se mantuvo del lado correcto.



En cuanto a la narración, los puntos de vista se alternan entre Jude y Célian, y la autora logró exitosamente en darles una voz única a cada uno. Se distinguen las personalidades perfectamente, cada uno con sus preocupaciones y estilo narrativo propio. El de Jude más coloquial y centrado en sus preocupaciones familiares, económicas, morales y su turbulenta relación con su jefe. El de Célian, más centrado en el deseo, venganza y negocios. Bastante estándar.


Me gustó la historia, me encantaron los personajes y con la excepción de tener un 35% más de escenas sexuales de lo que era necesario, resulta una novela entretenida, fresca y perfecta para desconectar un fin de semana. Mi tiempo de lectura fue de unas pocas horas, distribuidas a lo largo de una tarde de domingo. Me dejó contenta cuando debía estarlo, triste en las partes difíciles y con ganas de ahorcar a Célian en repetidas ocasiones, tal y como estaba planeado por la autora, seguramente.

Lo recomiendo para amantes de la novela romántica y protagonistas fuertes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

También podría interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...